Xoán Crujeiras

Menú

En cuanto a la oferta gastronómica, el cliente tiene varias opciones, en un concepto casi tan abierto como el espacio en el que se ubica: desde acomodarse en la barra o en una mesa alta para tomar unos cócteles hasta sentarse a comer o a cenar en una mesa y dejarse llevar…  

Otro de los atractivos de Bido es la oportunidad de conocer vinos diferentes, que no suelen encontrarse en el mercado, y poder probarlos por copa, sin necesidad de tener que pedir una botella y cómo no, la cocina, de raíces gallegas, donde nos vamos a encontrar un formato distinto: los platos son raciones cortas, para que el comensal pueda formar su pequeño menú o degustar varios sabores sin perder nunca la identidad del lugar donde se cocina y sus productos.